Author: jLeonett

Inacif hará cotejo de voz

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) podrá comprobar o descartar si una persona puede ser vinculada con un proceso mediante escuchas telefónicas, ya que hará cotejos de voz con tecnología avanzada.

Roberto Garza Grisolía, portavoz del Inacif, indicó que con ese sistema se podrá comprobar científicamente si la voz de una persona es la captada en una escucha telefónica determinada.

El procedimiento establece que el sindicado será conducido a una habitación especial, en donde se le grabará el timbre de voz. De esa manera el audio se introducirá en un sistema digital y se analizarán los marcadores o patrones.

El Inacif invirtió Q1 millón en la adquisición del equipo y capacitación de dos personas, quienes comenzarán el proyecto el 1 de agosto próximo.

 

Garza Grisolía explicó que quienes estarán a cargo de los análisis forenses fueron capacitados en México y Chile, donde también funciona ese sistema. Agregó que en Centroamérica, Guatemala y Costa Rica son los países que cuentan con ese tipo de aparatos.

Casos de impacto

El funcionario reiteró que, por el momento, el equipo únicamente será utilizado en casos de alto impacto, debido a que solo dos personas efectuarán los peritajes. Posteriormente se espera capacitar a otros médicos forenses, para ampliar la cobertura.

La fuente añadió que durante las grabaciones de voz que se le harán a sindicados debe estar presente el juez contralor, un representante del Ministerio Público y el abogado defensor, para verificar el proceso.

Los resultados podrán tardar entre 10 y 15 días, ya que se desarrollan análisis minuciosos para llegar a una conclusión certera.

Interceptación telefónica

El artículo 48 de la Ley contra la Delincuencia Organizada refiere  que se realiza cuando sea necesario evitar, interrumpir o investigar la comisión de  delitos regulados en la norma.

Podrán interceptarse, grabarse y reproducirse, con autorización judicial, comunicaciones orales, escritas, telefónicas, radiotelefónicas, informáticas y similares que utilicen el espectro electromagnético, así como cualesquiera de otra naturaleza que en el futuro existan.

 

Fuente: Prensa Libre

ACECHO VIRTUAL

Querían ser modelos y brillar como las estrellas de las revistas. A los 16 años se es muy joven para soñar y creer en falsas promesas, que en un abrir y cerrar de ojos pueden llevarlas de un sueño a una pesadilla.

 

Fuente: Nuestro Diario

Esto es lo que podría hacer un hacker malintencionado en una planta de energía

Este puede ser el resultado de un ataque informático a una planta energética.

Esta semana conocíamos que otro equipo de hackers malintencionados tenía como objetivos empresas energéticas de España, Francia o EE.UU. entre otros países.

Conocíamos el caso de Stuxnet, pero ahora también el nuevo caso de Dragonfly, un grupo de hackers enfocado en infectar equipos de trabajadores con relación directa con empresas energéticas de todo el mundo.

Sabemos que el espionaje empresarial es algo que lleva años entre nosotros, podríamos decir que desde que se inició la era industrial, el espionaje para saber como un competido hace más barato sus productos, ha sido una constante. ¿Pero en empresas energéticas? ¿Qué es lo que quieren?

Inicialmente estos equipos de hackers infectan equipos de empresas energéticas gigantes como Repsol o Texaco. Existen sobre todo dos enfoques en la infección, el primero y más obvio es el hacerse con datos importantes para la empresa que puedan vender en el mercado negro. Algo ilegal, pero que en todas las grandes industrias existe.

Pero el segundo foco, mucho más perturbador, es la infección de equipos directamente en plantas de energía.

CNN publicó en 2004 este vídeo de un generador siendo atacado, donde se puede ver como, para aquella época, un generador acaba explotando por malfunción.

 

Ver en YouTube
 

Estos son los peligros extremos de ataques a plantas energéticas. Imagina que en vez de un generador, se ataca a decenas de ellos presentes en la planta de energía que te abastece. Imagina que se atacan generadores en plantas nucleares. El poder de un virus, un troyano o de cualquier brecha de seguridad en el negocio de la energía, tiene implicaciones gigantescas.

 

Fuente: fayerwayer

Más de 1.000 compañías energéticas en 84 países sufren un ciberataque

Los sistemas de control industrial de cientos de compañías energéticas europeas y estadounidenses han sido hackeados por un sofisticado ataque cibernético masivo.

La acción cuenta con el respaldo de algún gobierno con fines de espionaje -aparentemente hay vínculos con Rusia-, tal y como ha revelado el grupo estadounidense de seguridad online Symantec.

El malware, conocido como “Energetic Bear”, ha infectado los sistemas informáticos de más de 1.000 organizaciones en 84 países, en una campaña que lleva activa 18 meses. No obstante, compañías de España y EE.UU, seguidas de Francia, Italia y Alemania, han sido las más dañadas.

El malware permite a los hackers monitorizar el consumo de energía en tiempo real y paralizar a su voluntad los sistemas físicos, tales como las turbinas de viento, gasoductos y plantas de energía, como recoge The Financial Times.

Las empresas de seguridad TIC detectaron por primera vez las amenazas a principios de año. Sin embargo, Symantec ha identificado un nuevo “vector de ataque” más virulento en los últimos días.

Pese a que las investigaciones sitúan los orígenes del malware en Rusia resulta difícil determinarlo.

En el pasado, hackers chinos, que también han estado involucrados en actividades de espionaje relacionadas con la energía, han destacado por sus ataques de ruta a través de Rusia.

Un informe presentado a finales del año pasado puso de manifiesto que los ciberataques a empresas españolas crecieron un 17% respecto a 2012. El 71% de las firmas nacionales afirmó haber sido víctima de ataques de virus, gusanos, spyware y otro tipo de programas maliciosos en el último año.

Por su parte, el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) acaba de anunciar que la ciberdelincuencia cuesta a la economía mundial 445.000 millones de dólares cada año. 

Fuente: SiliconNews

*