Cómo el big data ayuda a capturar a los criminales

Las técnicas del big data se utilizan para solucionar numerosos problemas: para curar enfermedades raras, capturar a cazadores furtivos en la India o saber cuál es la mejor época para podar los árboles en Nueva York. Las aseguradoras usan el big data para facilitar un precio más acertado; los bancos, las industrias y las cadenas comerciales – para mejorar el índice de producción e incrementar las ventas; la policía y los especialistas en seguridad – para capturar a criminales. En este post vamos a hablar sobre éste último.

Los criminalistas están seguros de que el crimen tiene sus propios patrones, como cualquier otro tipo de actividad humana. Mientras que resulta difícil pronosticar el comportamiento individual, los analistas pueden predecir la reacción de grupos específicos con considerable precisión.

Aunque los usuarios medios desconocen el gran potencial del big data, discuten sus beneficios o tienen miedo de la vigilancia del Gran Hermano. Los analistas están estudiando este tema en profundidad para diferenciar las señales falsas de las que son realmente peligrosas, por ejemplo, para evitar los crímenes financieros.

A veces la policía utiliza el big data para lidiar con la información de una forma más efectiva, por ejemplo para detectar las áreas más peligrosas de una ciudad. Echa un vistazo a este mapa de Londres con los puntos conflictivos marcados en rojos:

Londra

De hecho, en los departamentos de policía de Seattle, Nueva York y Los Ángeles se utilizan soluciones de seguridad similares. Esta última acaba de declarar una mejora significativa de actuación que incluye un descenso del 33% en robos, una disminución del 21% en crímenes violentos y una reducción del 12% en delitos de propiedad.

La alta tecnología ayuda a la policía a tomar medidas incluso antes de las llamadas al 911. Cada dato es valioso: fotografías, actualizaciones y registros en Facebook y otras redes sociales, estadísticas de asistencia de los alumnos de los colegios locales, resultados médicos, datos de compra, grabaciones de cámaras públicas de vigilancia, etc.

Además, el análisis de los datos ayuda a los policías a determinar varias tendencias, por ejemplo, el hecho de que los criminales usen armas y balas de forma extendida como moneda de cambio. Las redes sociales en las que los mismos criminales suben contenido importante se convierten en una fuente de información muy valiosa, especialmente Facebook e Instagram.

Los expertos dicen que los sistemas de análisis pueden ayudar con éxito a predecir la delincuencia callejera, como el robo de automóviles y los homicidios. También sirven para predecir el vandalismo callejero y los actos de terrorismo.

Forensic Logic ayudó a la policía a detectar varios criminales fugitivos. Los expertos de la compañía combinaron información de las bases de datos de 80 ciudades del condado de Los Ángeles y descubrieron que los criminales se movían en la clandestinidad de una comisaría a otra.

Un equipo de expertos del Departamento de Criminología de la Universidad de Pensilvania desarrolló un algoritmo basado en una variedad de información, incluyendo informes de las comisarías locales. La policía usa estos datos para detectar posibles víctimas de homicidio y así alertar a las personas que están en riesgo.

Probablemente, la compañía más conocida que desarrolla soluciones para la predicción de crímenes es Palantir, que recientemente ha sustituido los servicios del gobierno por el mercado comercial.

El software de Palantir puede trabajar con mucha información desordenada: datos de ADN y grabaciones de audio y vídeo de diferentes fuentes (incluyendo grabaciones de cámaras públicas de vigilancia), registros de matrículas de coches para monitorizarlos y otras muchas opciones globales.

Esta solución ya se utilizó para prevenir ataques de terrorismo en varios países. También se utilizó en Afganistán para predecir ataques insurgentes. Además, este software localizó con éxito a los miembros de una banda mexicana de narcotráfico que mataron un agente de aduana americano.

Ha solucionado muchos otros casos, por ejemplo localizó a hackers que habían instalado spyware en el ordenador del Dalai Lama. Un caso no tan pretencioso pero muy importante, es que Palantir ayudó a capturar a un acosador de menores una hora después de que se produjera el abuso. El software lo detectó en el registro de grabaciones de las cámaras públicas de vigilancia de Nueva York.

Forbes escribe que Alex Carp, CEO de Palantir, valora la privacidad. Pero ahora no tiene elección ya que Mike, un musculoso guardaespaldas, le sigue a todas partes. Mike protege a Carp de los extremistas que le han enviado amenazas de muerte y teóricos de la conspiración, esquizofrénicos y otro tipo de personas que invaden su privacidad. Este es el precio del éxito, y uno enorme ya que, presuntamente, Palantir también ayudó a las autoridades a localizar a Osama bin Laden.

Fuente> blog.kaspersky.es

*