Inacif hará cotejo de voz

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) podrá comprobar o descartar si una persona puede ser vinculada con un proceso mediante escuchas telefónicas, ya que hará cotejos de voz con tecnología avanzada.

Roberto Garza Grisolía, portavoz del Inacif, indicó que con ese sistema se podrá comprobar científicamente si la voz de una persona es la captada en una escucha telefónica determinada.

El procedimiento establece que el sindicado será conducido a una habitación especial, en donde se le grabará el timbre de voz. De esa manera el audio se introducirá en un sistema digital y se analizarán los marcadores o patrones.

El Inacif invirtió Q1 millón en la adquisición del equipo y capacitación de dos personas, quienes comenzarán el proyecto el 1 de agosto próximo.

 

Garza Grisolía explicó que quienes estarán a cargo de los análisis forenses fueron capacitados en México y Chile, donde también funciona ese sistema. Agregó que en Centroamérica, Guatemala y Costa Rica son los países que cuentan con ese tipo de aparatos.

Casos de impacto

El funcionario reiteró que, por el momento, el equipo únicamente será utilizado en casos de alto impacto, debido a que solo dos personas efectuarán los peritajes. Posteriormente se espera capacitar a otros médicos forenses, para ampliar la cobertura.

La fuente añadió que durante las grabaciones de voz que se le harán a sindicados debe estar presente el juez contralor, un representante del Ministerio Público y el abogado defensor, para verificar el proceso.

Los resultados podrán tardar entre 10 y 15 días, ya que se desarrollan análisis minuciosos para llegar a una conclusión certera.

Interceptación telefónica

El artículo 48 de la Ley contra la Delincuencia Organizada refiere  que se realiza cuando sea necesario evitar, interrumpir o investigar la comisión de  delitos regulados en la norma.

Podrán interceptarse, grabarse y reproducirse, con autorización judicial, comunicaciones orales, escritas, telefónicas, radiotelefónicas, informáticas y similares que utilicen el espectro electromagnético, así como cualesquiera de otra naturaleza que en el futuro existan.

 

Fuente: Prensa Libre

*