IGSS realizará monitoreo de redes sociales de periodistas y columnistas

Según las especificaciones del contrato, cuatro son las empresas invitadas a participar.

El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) busca contratar un servicio técnico privado “para atención de medios de comunicación masiva, orientado al monitoreo de información, comentarios, publicaciones acerca de temas relacionados con sus funciones y servicios”.

Según el evento publicado en Guatecompras con el número 3428273, la contratación se hace “con la finalidad de garantizar la idoneidad de su imagen y servicios ante los afiliados, derechohabientes, patronos y población en general”. Para esto, afirman, “se requiere del monitoreo constante en medios de comunicación masiva, comentarios y publicaciones, ya que esto influye en el fortalecimiento o debilitamiento de las instituciones”.

El objetivo, según las autoridades del IGSS, es monitorear las quejas y denuncias sobre el Seguro Social a través de las redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube, Instagram y Linkedin, en el apartado que señala las especificaciones del contrato se establece en el inciso 5 y 6 que “se deberán presentar diariamente estadísticas que reflejen la cantidad de publicaciones de cuentas oficiales de medios de comunicación masiva y de sus periodistas, reporteros y columnistas”, así también de las personas jurídicas e individuales.

Este servicio deberá  prestarse las 24 horas del día, durante los 365 días del año. La empresa contratada deberá mantener fidelidad y confidencialidad de la información, que será entregada a la Subgerencia Administrativa.  El monto del contrato se desconoce.

Juan de Dios Rodríguez es el presidente de la Junta Directiva del IGSS.
Juan de Dios Rodríguez es el presidente de la Junta Directiva del IGSS.

Contratación dirigida

 

La compra es restringida, es decir que no hay libertad para que cualquier empresa que quiera competir presente una oferta, solamente podrán participar las firmas invitadas. Para esto, el IGSS elaboró un listado de cuatro empresas a quienes convocó a participar. De estas, dos tienen vínculos entre sí: Sistemas Expertos en Informática, S.A. (Siexsa) y Conceptos Tecnológicos Gerenciales, S.A. (Cotegsa).

Elmer Yován Rodríguez Jerez y Mario Jerez Zachrisson aparecen en ambas empresas. El primero es fundador de Cotegsa y representante legal de Siexsa, mientras que Jerez Zachrisson fue representante legal de Cotegsa, y fundó junto a Alfredo Leonel Jiménez Hernández la empresa Siexsa.

Jerez Zachrisson es asesor del Registro Nacional de las Personas (Renap) en donde devenga un salario de Q20 mil, también fue director de Corporación Inmobiliaria La Luz, S.A. encargada anteriormente de la emisión de pasaportes desde 1999.

En 2010, elPeriódico publicó que las empresas Siexsa y Cotegsa mostraron interés en la licitación para emitir pasaportes. En ese momento, Cotegsa se ubicaba en la misma dirección de Corporación La Luz.

Un pasado en común

 

Registros de la Dirección General de Migración resaltan que una de las ampliaciones de los contratos para la emisión de pasaportes fue hecha a  Corporación la Luz, cuyo director en ese entonces era  Luis Mendizábal. Este ocupó el cargo del 1 de agosto de 2000 hasta el 25 de junio de 2001, durante el gobierno de Alfonso Portillo.

Él ha sido señalado de haber pertenecido a la “oficinita”, una organización en donde confluían las operaciones de inteligencia militar en el gobierno de Álvaro Arzú. Según algunas fuentes, él también participó como socio en La Luz.

Se hicieron 19 llamadas durante dos días al vocero del IGSS, Álvaro Dubón, pero solamente respondió a una, en la que aseguró que atendería los cuestionamientos luego de una reunión, sin embargo, no lo hizo.

Herramienta de control

 

Desde la llegada de Juan de Dios Rodríguez a la presidencia del IGSS aumentaron los señalamientos de parte de organizaciones civiles, de que desde dicha entidad se trabajan estrategias para controlar instituciones.

Carmen Aída Ibarra, directora del Movimiento Pro Justicia, evalúa como usual un monitoreo de medios, pero advierte que si se desvía de los parámetros normales de la búsqueda de información para su análisis se podría convertir en una herramienta de control.

“Hay que ver qué se va a hacer con esta información. Como medida preventiva, las entidades de prensa deben poner atención, el Procurador de los Derechos Humanos también debería tomar importancia a esta situación para las personas particulares”, comentó la analista.

Hugo Rolando López, presidente de la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG), dijo que este es un control que viola la libre emisión del pensamiento. “Puede ser una especie de intimidación para detener la ola de críticas por el mal servicio y la mala administración. La prensa debe unirse más, los medios deben estar alertas y hay que denunciarlos. Son cientos de periodistas que van a estar en la mira”, enfatizó.

El abogado constitucionalista Mario Fuentes Destarac destacó que la implementación de este sistema de monitoreo coartará la libertad de expresión y atenta con suprimir las otras libertades de los ciudadanos.

El politólogo Renzo Rosal expresa que esta contratación se encuentra fuera de las competencias del IGSS. “Más allá de las quejas, se quiere captar información privilegiada, es un petitorio producto de la operación de inteligencia militar. Se presta a que se capte información para hacer una persecución política”, apunta el analista.

Rosal también critica el proceso en Guatecompras. Que sea restringido y por excepción “evidencia el manejo secreto de la información, que en este tipo de términos de referencias puedan ser adjudicadas las empresas cercanas a grupos de poder que ya están predeterminadas” y comenta que este tipo de estrategias se utilizan en el ámbito de la inteligencia militar, “con el pasado cercano de Guatemala es preocupante que se haga esto”, indicó.

Estas son las especificaciones del contrato que el Seguro Social da a conocer por medio del portal gubernativo Guatecompras.

 

Centro de operación

Más de 300 asesores, en donde se encuentran exfiscales, defensores de militares, hijos de funcionarios, y excandidatos a puestos de elección popular fueron reclutados en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Todos estos profesionales fueron beneficiados con un salario mayor a los Q20 mil, algunos pasaban de los Q30 mil. Informes de InSight Crime vinculan al jefe del IGSS con Gustavo Herrera, supuesto operador del actual gobierno en diferentes Comisiones de Postulación, y supuesto autor intelectual del desfalco de Q350 millones en el Seguro Social, durante la gestión de Alfonso Portillo.

PAVEL GERARDO VEGA > PVEGA@ELPERIODICO.COM.GT

*