ACECHO VIRTUAL

Querían ser modelos y brillar como las estrellas de las revistas. A los 16 años se es muy joven para soñar y creer en falsas promesas, que en un abrir y cerrar de ojos pueden llevarlas de un sueño a una pesadilla.

 

Fuente: Nuestro Diario

*